Bar el mar obra de teatro

El espectáculo:
Buscamos la otra mirada. Hay gente, familias, niños que viven en otros partes del
mundo.
¿Sabemos cómo viven? En Bah.r lo podemos aprender.
La historia se centra en un viaje de ida y vuelta, un viaje interior. Isadora va hacia lo
desconocido y encuentra un mundo fascinante: el desierto, donde viven personas en un
ambiente social y geográfico diferente.
La historia nos acerca al mundo de la falta de libertad, de la vida en campamentos de
refugiados, pero no es una historia triste; la niña protagonista, Tekber, juega con un
camellito y planta en un pequeño huerto…
Una historia tierna y evocadora donde el paso de un lado a otro es tan sencillo como el
sonido de una carraca.
Otro de los puntos fuertes es la música en directo; todos los sonidos se realizan para
recrear los diferentes tiempos y espacios.
Hay un elemento imprescindible en el espectáculo que une a la viajera y la niña
saharaui: las cartas. Es una forma de desgranar la unión entre los dos mundos reales el
nuestro y el del desierto donde vive Tekber.
Este espectáculo se creó para visibilizar la problemática de un pueblo para nosotros
cercano, el pueblo saharaui que por cuestiones ajenas a su voluntad fue expulsado de su
tierra; le robaron su forma de vida, el mar…
Lo contaremos de una forma lúdica, sin moralina; al final podremos concluir que lo más
importante del ser humano es la libertad.